Análisis juego a juego Semana 6 NFL

Una mirada a los juegos de domingo y lunes

¿Por fin podrá ganar Miami? ¿Los Cowboys pierden de nuevo? ¿San Francisco conserva el invicto?

Carolina @ Tampa Bay

La localía es meramente administrativa porque el juego se celebrará en Londres, Inglaterra. Desde la Semana 3, Christian McCaffrey ha registrado poco más de 600 yardas totales, por lo que la misión principal de Tampa será frenarlo, tal como lo logró en la Semana 2, cuando lo limitaron a menos de 50 yardas.

Por el ritmo que traen ambas ofensivas, este duelo bien podría alcanzar los 50 puntos; sin embargo, el viaje desde EU hasta Europa suele cobrar factura en los jugadores, así que lo mejor sería evitar el Over/Under de puntos. Lo que es un hecho es que deberíamos ver un partido parejo.

Carolina tiene una de las defensivas que mejor presionan a los QBs rivales: es la segunda de la NFL en cuanto a capturas (20), mientras que los Bucs han permitido 18. Winston deberá deshacerse rápido del ovoide o los Panthers tendrán una labor sencilla en defensa.

Philadelphia @ Minnesota

Un duelo muy sabroso en la NFC con dos de las mejores defensas de la NFL. Kirk Cousins por fin pudo mover el balón por aire la semana anterior, pero los Eagles no dan las facilidades que otorgan los Giants. La clave será Dalvin Cook. Si Minnesota no puede establecer el juego terrestre, Cousins estará perdido.

Carson Wentz también tendrá una tarde complicada. La defensiva de los Vikes es realmente buena, más cuando juega en casa. No sería nada sorpresivo ver, no sólo a Wentz, sino a ambos pasadores, correr por su vida constantemente debido a la intensa presión a la que serán sometidos.

De cualquier manera, la ofensiva de Philadelphia está en mejor nivel que la de Minnesota; y Wentz es mucho mejor QB que Cousins. Ahí es donde Phila toma ventaja, por lo que el +3, en papel, luce sumamente suculento.

Washington @ Miami

La batalla por demostrar quién es peor, y en eso pocos pueden competirle a Miami. Los Dolphins parecen empecinados en tener la 1era selección global del próximo draft. Vienen de descanso, frescos, pero Washington llega en medio de un ‘borrón y cuenta nueva’, tras el despido de Jay Gruden como entrenador en jefe.

Bill Callahan tomó las riendas de los Redskins de manera interina. Callahan es un genio ofensivo. Su trabajo más reciente antes de llegar a Washington fue como coach de la línea ofensiva en Dallas cuando DeMarco Murray lideró la Liga en yardas por tierra, así que podríamos ver una sustancial mejora en el ataque de los Skins.

Un mejor accionar de Keenum y compañía implica una notable ayuda para una defensiva que ha estado mucho tiempo sobre el campo a causa de la incapacidad de su ataque para mover el ovoide. Jugando menos tiempo, la defensa de los Pieles Rojas tendrá suficiente energía para meter en problemas a Rosen y dejar a los Fins sin victorias en el año.

Houston @ Kansas City

Pat Mahomes no apareció en el reporte de lesionados en toda la semana, lo cual es un buen indicio, luego del maltrato que sufrió contra Indianapolis la semana anterior; y llega con la encomienda de enderezar el rumbo con triunfo tras perder el invicto.

A pesar de la mala imagen ante los Colts, Kansas City se mantiene como una de las mejores ofensivas de la NFL, promediando casi 30 puntos por encuentro. Y aunque no podrá contar con Sammy Watkins, es un hecho que veremos de vuelta al velocista Tyreek Hill, quien le da otra dimensión a Mahomes con el juego profundo.

Houston dio una actuación brutal ante Atlanta, anotando 50 puntos; lo malo fue que su defensa permitió 32 puntos gracias al circo aéreo de Matt Ryan. Y si ‘Matty Ice’ logró semejantes números (330 yds, 3 TDs y 1 IINT), ¿de qué será capaz Mahomes? Esto huele a un tiroteo de 60+ puntos.

New Orleans @ Jacksonville

Terry Bridgewater ha ganado los tres partidos que ha iniciado en la temporada y los Saints poco a poco se consolidan como el equipo a vencer en la NFC… Ah, sí, Drew Brees vuelve en tres semanas. Entonces, podemos suponer que éste será un triunfo fácil en Jacksonville, ¿no? No necesariamente.

Cuando Bridgewater se enfrentó a una defensa top (Dallas), sufrió muchísimo en casa. Y este domingo se medirá, como visitante, a otra defensiva de mucha calidad. Encedidos, Calais Campbell y compañía son ‘Sacksonville’, el terror de cualquier QB.

Además, Gardner Minshew ha hecho un gran trabajo al frente de la ofensiva de los Jags. Sin embargo, New Orleans también presume una defensiva sólida, disciplinada, por lo que ambas escuadras podrían tener problemas para mover el ovoide. Incluso no sería sorpresa un triunfo local. Pronóstico reservado.

Seattle @ Cleveland

Por el momento de ambos, los Seahawks deberían ganar con relativa facilidad, pero estos dos tienen una tendencia muy clara: Seattle baja mucho su nivel ofensivo cuando sale del CenturyLink Field, y los Browns se comportan mucho mejor jugando en Cleveland, por lo que podemos esperar un encuentro muy parejo.

Baker Mayfield ha lucido muy bien por momentos. El problema llega con la ofensiva en ‘zona roja’. Una vez allí, el ‘play calling’ se vuelve un desastre y casi todos los intentos acaban siendo una total catástrofe.

Y por los Hawks, algo le pasa a Wilson como visitante. No es que juegue mal, pero no es la superestrella que normalmente vemos en Seattle; así que bien podríamos ver un cotejo netamente defensivo decidido por un gol de campo.

Cincinnati @ Baltimore

Los Bengals son un equipo muy desbalanceado. La defensa no es del todo mala, pero el ataque es anémico a más no poder. Andy Dalton no tiene tiempo suficiente para lanzar y eso será un deleite para la línea defensiva tan agresiva.

Lamar Jackson ha tenido problemas las últimas dos semanas, en las que ha cometido muchas entregas de balón; pero la defensa de Cincy es como una receta médica: justo lo que Jackson necesita para dar una buena actuación y recuperar un poco de confianza.

Sólo respetaría la línea (-10.5) porque se trata de una rivalidad divisional, pero los Ravens son locales y mucho mejor conjunto que los Bengals. No hay ni punto de comparación en este momento. Si Baltimore quiere, esto puede convertirse en un paseo por el parque.

San Francisco @ LA Rams

¿El invicto de los 49ers es real? Sí. ¿Lo perderán aquí? Puede que sí… Puede que no. San Francisco está practicando muy buen futbol americano, estableciendo el juego terrestre y facilitándole la vida a Jimmy Garoppolo. De hecho, SF promedia 200 yardas terrestres por juego. Una barbaridad.

Y justo la debilidad de los Rams es el juego terrestre. Si Breida y Coleman logran hacer su trabajo en el Coliseo, los Rams estarán en muchos problemas. De por sí, ya lo están con las ausencias de Todd Gurley, su corredor titular, y Aqib Talib, uno de sus mejores esquineros.

El peso del duelo recaerá por completo en Jared Goff, y no es precisamente buena señal. Goff no se ha visto tan bien en la temporada, y en un partido en el que los Carneros serán más predecibles en ataque podría verse aún peor. De entrada, Richard Sherman le robará al menos un pase.

Atlanta @ Arizona

Por fin Matt Ryan logró que su ofensiva volara y los Falcons anotaron 32 puntos en Houston. Lo malo es que su defensiva permitió 50 puntos y su buena actuación sirvió para dos cosas. La buena es que ‘Matty Ice’ puede poner números similares contra los Cardinals, que siguen sufriendo un poco con el proceso de aprendizaje de Kyler Murray.

Y ahí está la clave. Por muy mala que es la defensa de Atlanta, porque lo es, Murray aún no está listo para seguirle el paso a un veteranazo como Ryan, quien cuenta con Julio Jones, Mohamed Sanu y Calvin Ridley para repartir el ovoide a placer. Kyler cuenta con un futuro Salón de la Fama como Larry Fitzgerald, pero sus mejores años quedaron atrás.

La única manera en la que Arizona podría ganar este domingo es si David Johnson explota y tiene un estupendo día por tierra, controlando el reloj, dejando sentado a Ryan. De lo contrario, los Falcons deberían volver a la senda de la victoria.

Dallas @ NY Jets

Los Cowboys vienen de dos duras derrotas contra buenos equipos, lo que ha levantado cuestionamientos acerca de la legitimidad de Dallas como contendiente en la NFC. Y no hay misterio: con Prescott, los Boys sufrirán con los pesos pesados, pero le ganarán fácil a los cuadros limitados. Y los Jets son uno muy limitado.

Si bien su defensiva es buena, no es top; y menos con una ofensiva que no genera absolutamente nada. Su ataque promedia apenas 10 puntos por partido. Regresa Sam Darnold, lo cual es buena señal, pero no es la solución. La defensa de los Vaqueros sí es top, y aun con Darnold el equipo neoyorquino sufrirá.

Por otra parte, CJ Mosley seguirá fuera de acción. Mosley es el corazón de la defensa verdiblanca, y sin él Dallas puede aprovechar para alimentar a Ezekiel Elliott una y otra vez. Y si el ’21’ corre bien, la responsabilidad disminuye para Dak, y es ahí cuando más luce.

Tennesse @ Denver

Marcus Mariota vs Joe Flacco. Vaya exhibición tan calamitosa que nos espera en Mile High. Mariota no es malo, pero sí muy inconsistente y es prácticamente imposible anticipar qué versión veremos cada domingo.

Lo único cierto es que estas dos defensivas marcarán el ritmo del encuentro y limitarán el juego aéreo rival. El ganador será aquel que logre tener éxito por la vía terrestre, así que el duelo a seguir es el de Derrick Henry vs Phillip Lindsay.

Ojo con el Under porque esta cita en Colorado podría convertirse en una fiesta de goles de campo.

Pittsburgh @ LA Chargers

Si la vida en la NFL puede ser dura jugando con tu QB suplente, ¿cómo será con tu 3er QB? Pittsburgh lo averiguará en Los Angeles, donde Devlin Hodges tomará las riendas de los Steelers mientras Mason Rudolph se recupera de la alarmante conmoción que sufrió contra Baltimore, la semana anterior.

La buena noticia para los Acereros es que Rivers y su ofensiva están jugando mal. Melvin Gordon volvió el domingo pasado, pero como era de esperarse se vio sumamente limitado. Normal. Le tomará mínimo otras dos semanas entrar en ritmo y recuperar el nivel que le conocemos.

Otro encuentro en el que las defensivas brillarán, en parte por su capacidad y en parte por lo malas que son los ataques rivales. La tendencia en el SNF es el Under (5-0 en el año). Y no parece haber manera de que se rompa este domingo.

Detroit @ Green Bay

Los Lions vienen de su bye week, por lo que llegarán frescos; y será de gran ayuda para este durísimo duelo divisional. Los Packers vencieron a los Cowboys de manera contundente y mandaron un mensaje a la Liga: son un equipo de mucho cuidado.

A estas alturas Rodgers no necesita tener partidos de 300 yardas para que Green Bay camine. Aaron Jones, por la vía terrestre, y la defensa son capaces de cargar con el peso de los encuentros. Lo peor es que cuando las cosas van mal, Rodgers es capaz de desatarse y explotar por la vía aérea.

Detroit tiene una defensiva interesante. El problema es que si frenan a Jones, tendrán que lidiar con Rodgers; y viceversa. De cualquier manera, Matthew Stafford está obligado a tener una buena noche para seguir el ritmo ofensivo de los Empacadores. Y bien puede hacerlo. Este juego se decidirá por menos de 6 puntos.