Supercopa Europa: ¿Otra goleada para el Chelsea?

Vaya arranque de temporada para Frank Lampard. Después de comerse un doloroso 4-0 frente al Manchester United, en Old Trafford, debe medirse al Liverpool en la Supercopa de Europa.

La situación de los Blues es complicada:

  • No pudo fichar en verano por castigo de UEFA
  • La falta de fichajes orilla al club a echar mano de jóvenes, algo que casi nunca ha hecho desde la llegada de Roman Abramovich
  • Primera campaña de Lampard en un equipo de peso

Y hay que sumarle que los Reds están bien armados y dominan a la perfección el concepto de Jürgen Klopp, quien le saca un mundo de experiencia a Frankie en los banquillos.

Desde donde se le vea, los londinenses saldrán como claras víctimas en el Vodafone Park.

Contra el United, Chelsea tuvo un inicio prometedor. Manejó bien la pelota y generó un par de ocasiones de peligro; sin embargo, los Red Devils pegaron primero y aunque la escuadra azul pudo empatarlo en el primer tiempo, se desplomó en el segundo.

Los Diablos Rojos fueron prácticos, directos; y aprovecharon enormes descuidos defensivos del rival para completar el póker.

El problema es que Liverpool cuenta con más variantes ofensivas que el elenco de Manchester.

Salah arrancó en buena forma. Firmino luce tan bien como siempre. Origi sigue aprovechando sus oportunidades. Arnold y Robertson parecen extremos cuando son laterales. Van Dijk continúa demostrando que es un peligro en el juego áereo.

Y por si fuera poco, en su debut en la Premier, contra Norwich, Klopp se dio el lujo de dejar en la banca a Sadio Mané, quien podría ser titular en Estambúl; o en todo caso, un suplente de lujo.

La única buena noticia para el Chelsea es la lesión de Alisson Becker, arquero de Liverpool, quien estará fuera mes y medio. Además, Kanté y Pulisic deberán ser incluidos por Lampard en la alineación titular, luego de ‘comer banca’ en el Teatro de los Sueños.

Sin embargo, esa dupla no parece ser suficiente para tumbar al gigante escarlata, y los Blues podrían terminar exhibidos por segunda vez en menos de cinco días.